Compliance y robótica aplicada a la administración: una mirada desde la ética

Maria Dolores Troiano

Compliance y robótica aplicada a la administración: una mirada desde la ética

La inteligencia artificial (IA) consiste en crear algoritmos para lograr que las máquinas adquieran las mismas capacidades que el hombre. Sin dudas, está generando una nueva revolución industrial… ¿y ética?

Según la clasificación de Stuart Russell y Peter Norvig, existen varios tipos de inteligencia artificial:
– Sistemas que «piensan como humanos»: son las redes neuronales artificiales, que ayudan en la toma de decisiones, la resolución de problemas y el aprendizaje.
– Sistemas que «actúan como humanos»: son los robots, que realizan tareas, de manera similar al hombre.
– Sistemas que «piensan racionalmente»: sistemas expertos que emulan el pensamiento humano.
– Sistemas que «actúan racionalmente»: los agentes inteligentes, imitan de manera racional el comportamiento humano.

En materia de administración, la inteligencia artificial se suele aplicar a través de «bots» que nos ayudan tanto a tomar decisiones, resolver problemas y aprender, como a realizar tareas administrativas de manera automática.

En Compliance, los «bots» se han convertido en una especie de bendición, porque nos ayudan a:
– organizar la información jurídica,
– diagramar e implementar procesos,
– generar opciones para que las personas resuelvan tareas sin desviarse del cumplimiento,
– monitorear todo lo que sucede, y
– obtener información confiable para la toma de decisiones seguras, entre otras…

Estos «bots», que pueden pensar y actuar como humanos, pueden aportarnos:

– Tareas manuales dirigidas:
o Opción dicotómica: sí/no.
o Opción múltiple acotada: opciones seguras para elegir.
o Mensajes inductivos: para llevar inconscientemente a las personas a inclinarse por el cumplimiento.

– Tareas automáticas:
o Se programan y se ejecutan solas.
o Requieren menos personal para realizarlas y controlarlas.

Ahora bien, desde el punto de vista ético: ¿cómo podemos apreciar los beneficios de los «bots»?
– Ayudan a cumplir con las normas legales y las normas voluntariamente asumidas.
– Ayudan a ejecutar procesos de manera eficiente y oportuna.
– Ayudan a controlar de manera eficaz.
– Ayudan en la toma de decisiones «éticas», de manera controlada.

Pero como vemos, controlar a las personas para que realicen siempre lo que necesitamos y reducir la cantidad de personas trabajadoras, para que todo lo hagan los sistemas, puede traer problemas éticos:

– Manipulación de seres humanos: al dirigirles la conducta siempre hacia determinados objetivos, sin importar lo que ellos piensen o decidan individualmente. El peligro reside en cambiar las decisiones de las personas, dirigiendo los comportamientos inconscientes, por ejemplo: con frases, imágenes o aplicaciones que llevan a la persona a decidirse por un único camino.

– Eliminación de puestos de trabajo: la tecnología ha venido para quedarse y trae beneficios indiscutibles, pero no debemos olvidar la importancia de la dignidad humana en este proceso. Es hora de formar a las personas para que puedan realizar aportes valiosos a nivel tecnológico, pero sin perder recursos humanos en el proceso.

Compliance es fundamental para que los países y las empresas funcionen conforme a derecho y de manera eficiente y oportuna, pero siempre debe ir de la mano de la ética.

¡¡¡Muchas gracias!!!

Compartir en:

Añadir comentario
Procesando...
Ver el subrayado
Procesando...
Login

Forgot password?
New to site? Create an Account
×
Signup

Already have an account? Login
×
Forgot Password

×